La movilización femenina en la guerra civil española

Coincidiendo con el 80 aniversario de la batalla del Jarama, los Ayuntamientos de Arganda del Rey y de Morata de Tajuña, junto con las Asociaciones Tajar y Frente de Madrid, llevan celebrando desde el 15 de febrero una serie de actividades en el marco de las VII Jornadas de la Batalla del Jarama. Me ha alegrado ver que en este ciclo de actividades se ha tenido en cuenta a las mujeres y su participación en la guerra, una alegría que se debe a que se trata de un reconocimiento que todavía no se refleja debidamente, o directamente se ignora, en el currículum escolar e incluso universitario. Se trata de una participación que tuvo lugar en ambas zonas, en la republicana y en la golpista, los discursos con los que se movilizó a las mujeres fueron distintos y algunas de las actividades realizadas también, pero las mujeres también hicimos y sufrimos la guerra, republicanas y sublevadas, españolas y extranjeras -aunque a me voy a centrar solamente en las primeras-. Negar a nuestra sociedad la memoria de lo que la Guerra Civil supuso para las mujeres, no solo en términos de violencias contra nosotras sino también de la organización y la movilización que llevamos a cabo, es mutilar la memoria sobre nuestra iniciativa, nuestras capacidades y nuestras posibilidades de ser. Supone no reconocer que muchas mujeres, algunas de las que se conoce su nombre y apellidos, pero la inmensa mayoría mujeres anónimas, también se dejaron el tiempo, la piel y la vida en sus respectivas luchas.

A continuación, una pequeña aproximación a lo que fue la movilización de las mujeres en ambas zonas durante la Guerra Civil. Hay que tener en cuenta que los proyectos políticos que se enfrentaban en el conflicto incorporaron modelos de mujer, de familia, de sociedad y de relación entre los géneros muy distintos. De modo que las mujeres que formaron parte de uno u otro bando llevaron a cabo su papel en el desarrollo de la contienda en base al ideario de su respectivo gobierno, a pesar de que la lógica del conflicto condicionó a ambas partes.

Seguir leyendo en Tribuna Feminista.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s