Gitanas representándonos y denunciando por todas nosotras: las protagonistas de Fuenteovejuna

El pasado 8 de diciembre se pudo disfrutar en el auditorio Monserrat Caballé, en la localidad madrileña de Arganda del Rey, de la obra de teatro “Fuenteovejuna”, de Lope de Vega, dirigida por Pepa Gamboa. La obra se enmarca en el Programa Imarginado, del Centro Internacional de Investigación TNT, en un proyecto que se lleva desarrollando desde hace diez años con El Vacie, el poblado chabolista más antiguo de Europa y al lado del cual el Centro TNT decidió establecerse.

Lo destacable de esta obra son sus protagonistas, seis mujeres gitanas ágrafas vecinas de El Vacie (Rocío Montero Maya, Carina Ramírez Montero, Sandra Ramírez Montero, Lole del Campo Díaz, Ana Jiménez García y Rocío Rivas Flores), que junto a dos compañeras payas profesionales del teatro (Bea Ortega Chamorro y David Montero) han alzado sus voces en los escenarios españoles con la que es su segunda obra teatral. Todo comenzó con los talleres de teatro comunitario que el Centro TNT llevó a cabo con l@s vecin@s de El Vacie, a través de los cuales las protagonistas decidieron que querían hacer teatro. Su trayectoria teatral inició con la interpretación de “La Casa de Bernarda Alba” -estrenada en noviembre de 2009 en la II Muestra Internacional de Teatro de Investigación-, también bajo la dirección de Pepa Gamboa. CanalSur les otorgó el Premio El Público por ser el acontecimiento revelación del año, seguido por el Premio Europeo Cultura Gitana a la Concordia 2010, el Premio Protagonistas Giralda Televisión 2010 y el Premio Macareno del Año al Mejor Proyecto, concedido por el ayuntamiento de Sevilla.

Como decía, estas mujeres merecen ser destacadas por diversos motivos que pusieron de relieve en el coloquio que se organizó con el público al terminar la obra. El primero de ellos es el trabajo y el esfuerzo con el que han conseguido demostrar que hay otras formas posibles de hacer teatro, un teatro con el que a pesar de carecer de formación artística, e incluso de formación escolar básica, se pueden despertar emociones en quien te está escuchando y observando, gracias a la pasión y las ganas de quien interpreta. Nos contaron que algunas de ellas, al no saber leer ni escribir, se habían estudiado sus papeles tras serles repetidos constantemente, una forma de trabajar que sin duda añade mérito a su compromiso y sacrificio.

Seguir leyendo en Tribuna Feminista.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s